toque de mal orson welles http://www.totmataro.cat/comprar-kamagra.html composición de la farmacia san francisco http://www.totmataro.cat/cialis-20mg-precio.html centro médico Bahía ciudad de Panamá

Las ciudades también quieren tener suelo industrial

Pablo 29 Febrero, 2016 0

Suelo industrial

El suelo industrial, es decir, los lugares dedicados comúnmente a las fábricas y otros lugares de trabajo, han estado ubicados casi siempre a las afueras de las ciudades. Había razones de peso: existía mucho ruido y actividades que no se podían llevar a cabo cerca de las personas. La contaminación era uno de los principales peligros, aunque ahora mismo las cantidades emitidas han bajado de manera considerable.

La novedad viene de lejos, desde hace unos meses, cuando los encargados de las diferentes industrias han comenzado a comprar suelo industrial dentro de las propias ciudades. El suelo industrial se ha insertado dentro del suelo urbano, no sin pocos problemas. Afortunadamente, las actividades que se llevan a cabo no son especialmente dañinas para las personas, por lo que los límites están haciendo efecto. AREA & Industrial Logics, por ejemplo, ha conseguido proporcionar este tipo de terrenos sin problemas.

Las diferencias entre el Suelo industrial y el urbano son considerables. El primer está dedicado, sobre todo, a actividades de industria, a lugares en los que las empresas tienen sus propios locales y hacen actividades que implican ruido, suciedad o emisión de sustancias tóxicas. El suelo residencial es el extremo opuesto, es decir, se trata de zonas tranquilas, aptas por completo para vivir y en las que no habrá más molestias que aquellas del día a día.

Para que el suelo industrial tenga su cabida en las ciudades es imprescindible cumplir una serie de requisitos. Por ejemplo, no se pueden emitir sustancias tóxicas, sino que hay que respetar unos ciertos límites. Lo mismo sucede con los ruidos. La normativa de cada zona explica los niveles a los que se puede llegar. Por último, la industria a la que se dedique debe ser parecida a la que se lleva en la propia ciudad. Cuanto más se cumpla este punto, el valor del suelo será mayor.

Actualmente no es raro ver suelo industrial en las ciudades, aunque este siempre se está destinando a las zonas exteriores. No sería raro que pasaran a las interiores en poco tiempo.